domingo, 27 de noviembre de 2011

Previa Atlanta Falcons-Minnesota Vikings: nos toca ser jueces para la wildcard

Bueno, llega una nueva jornada en donde viajamos a Atlanta para jugar contra los Falcons el domingo a las 7 de la tarde hora española con el único aliciente de que los Vikings se pueden convertir en jueces para decidir las dos wildcards al enfrentarse a Bears, Lions y Falcons e incluso decantar la división en favor de Falcons o Saints según los resultados que se produzcan.

Los Falcons se juegan media vida en este partido y saldrán a cuchillo ante unos Vikings que llegan sin Peterson y con numerosas bajas en ataque y defensa que harán más complicado el choque de lo que ya lo es. Ray Edwards se enfrentará contra sus excompañeros por primera vez y se ha convertido este año en un pilar fundamental defensivo de los Falcons.

Los Falcons tienen mucha calidad en ataque con el QB Matt Ryan (al que formó y convirtió en lo que es hoy el actual -y muy cuestionado- coordinador ofensivo de los Vikings Bill Musgrave), Michael Turner en la carrera en la que es uno de los mejores, dos receptores extraordinarios como Roddy White y Julio Jones -vaya robo de draft- uno de los mejores TE de todos los tiempos en Tony González y un FB como Mughelli que por desgracia se lesionó hace unas jornadas para toda la temporada.

Sus números en ataque hablan de un equipo que controla ambas facetas muy bien aunque su OL está fallona este año y no facilita tanto la labor como el año pasado, aún así tiene todos los mimbres para convertirse en un equipo de primer nivel pero el mazazo psicológico de perder el año pasado en playoffs parece que todavía pesa a un equipo con tantísimo talento ofensivo.

En defensa su línea de 4 frontal es muy buena con Abraham y Edwards a los lados y Babineaux y Peters en el medio lo que les hace ser la segunda mejor defensa contra la carrera de la competición. Por desgracia su secundaria este año hace aguas y es una de las peores de la liga y no ayuda al muro frontal a ganar partidos de vital importancia como contra los Saints, en la que el HC estuvo muy valiente (o temerario según se mire) y se la jugó aunque no salió bien, es de admirar esa actitud en un deporte que se está convirtiendo últimamente en amarrateguis por doquier (Frazier es un claro ejemplo).

En definitiva, los Vikings deberían salir a competir al 100% con lo que tengan para no desvirtuar la competición y así de paso vengarse "parcialmente" de la durísima derrota de hace unos años contra este equipo, que les privó de llegar a la Superbowl a uno de los mejores equipos de los últimos 25 años como eran aquellos Vikings del 98 (tiren de videoteca porque aquel ataque era la leche).

No hay comentarios:

Publicar un comentario